Menu
26/10/2020
A+ A A-

¡ULTIMA HORA, USA! Biden selecciona a Kamala Harris como su compañera de ruta electoral

Después de un prolongado proceso de selección, Kamala Harris se ha convertido en la primera mujer nombrada como candidata a la vicepresidencia en cualquiera de los dos Partidos políticos principales de los Estados Unidos. Harris, hija de dos inmigrantes, se postuló para la presidencia el año pasado, desafiando y desmantelando notablemente los argumentos de Joe Biden en el escenario del debate, antes de verse obligada a retirarse por falta de fondos. De hecho, la Senadora Harris nunca obtuvo más del 12% de la preferencia de los votantes durante las primarias demócratas y, a veces, terminó incluso detrás de otros candidatos menos prominentes. El equipo Demócrata será nominado formalmente en la convención del Partido la próxima semana. Su nuevo papel al frente del Partido significa que Harris, ahora de 55 años, estaría bien posicionada para una futura carrera por la presidencia, ya sea ganadora o perdedora en la presente contienda.

Esta política californiana nació en la ciudad de Oakland, Estado de California, de dos padres inmigrantes: la madre de India y el padre de Jamaica. Después del divorcio de sus padres, la Sra. Harris quedó bajo la tutela de su madre hindú, Shyamala Gopalan Harris, investigadora del cáncer y activista de los derechos civiles. Creció comprometida con su herencia india y se unió a su madre en visitas a la India, pero la Sra. Harris ha dicho que su madre adoptó la cultura negra de Oakland, sumergiendo en ella a sus dos hijas, Kamala y su hermana menor Maya.

Kamala Harris se proclama a sí misma como una candidata histórica que podría atraer tanto a "progresistas" como a moderados. En lugar de intentar cambiar la economía, las políticas que propone dicen buscar resultados graduales y específicos, enfocándose particularmente en grupos históricamente marginados como mujeres, personas de color y estadounidenses de bajos ingresos. Durante las primarias, su aguda habilidad para el debate y su personalidad afable la convirtieron en una contendiente de primer nivel en las primeras etapas de las primarias. Pero sus oscilaciones entre posiciones políticas resultaron en ciclos de noticias que dañaron su imagen, lo que la obligó a abandonar la carrera. Entre otras vacilaciones notables en los debates de las primarias, Harris originalmente apoyó el proyecto de ley "Medicare para todos" del senador Bernie Sanders, pero anunció en agosto de 2019 que "no se sentía cómoda" con él.

Fue Fiscal General de California de 2011 a 2017 y Fiscal de Distrito de San Francisco de 2004 a 2011. Se ha descrito a sí misma como una "fiscal progresista" durante su tiempo como Fiscal de Distrito y Fiscal General en California, pero mientras se desempeñaba como Fiscal de Distrito de San Francisco, apoyó la política de la ciudad de entregar a los menores inmigrantes sin autorización para vivir en los Estados Unidos al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). Sin embargo, apoya el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, que protege a los jóvenes que entran ilegalmente a los Estados Unidos, y ha introducido una legislación para aumentar la supervisión en los centros de detención de inmigrantes y poner fin a la construcción de nuevas instalaciones.

Harris fue líder de la Junta de Fiscales Generales Demócratas a nivel Estatal, que intentó criminalizar cualquier disidencia a las políticas sobre el calentamiento global, e hizo uso de los poderes de investigación de su oficina para atacar y acosar a grupos e instituciones sin fines de lucro, mientras ella y su contrapartida en Nueva York intentaban reprimir Exxon en casos de fraude. Hasta que su activismo en este sentido fue suspendido por un tribunal federal, Harris estaba citando con órdenes de corte a organizaciones como la Americans for Prosperity Foundation, un grupo de tendencia conservadora que critica las propuestas del Partido Demócrata sobre el calentamiento global. Aproximadamente al mismo tiempo, el IRS estaba siendo utilizado como arma para hostigar y poner en desventaja a las organizaciones políticas y sin fines de lucro de tendencias moderadas o conservadoras; por ejemplo, filtrando la información fiscal confidencial de la Organización Nacional para el Matrimonio como un acto de represalia política, un delito por el cual el IRS estuvo obligado a pagar una indemnización sustancial a través de un acuerdo fuera de corte. Además, Harris exigió información privada de organizaciones que no estaban legalmente obligadas a divulgarla, incluida información financiera y listas de donantes, para poder someter a los partidarios de grupos conservadores al acoso legal y financiero. Esto fue, como confirmó un juez federal, una violación obvia e incuestionable de la Primera Enmienda.

En febrero de 2019, Harris firmó la resolución Green New Deal, que aspira a hacer la transición de EE.UU. a "energía 100% limpia y renovable en 10 años" y, en septiembre, Harris presentó su plan climático para hacer que EE.UU. sea neutral en las emisiones de carbono para 2045, cuya aplicación costaría US$10 billones (US$10 trillones en inglés). Dijo que ordenaría al Departamento de Justicia que procesara a las empresas de combustibles fósiles. Además apoya un impuesto sobre el carbón y promete que permitiría a los Estados decidir si usan energía nuclear.

La mayoría de los activistas del Partido Demócrata consideran que la senadora Harris es un As para que Biden gane las elecciones de noviembre.