Menu
24/05/2020
A+ A A-
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1

TEMA: Coronavirus: prioridad o sub estimación.

Coronavirus: prioridad o sub estimación. 16 May 2020 19:39 #11370

  • Eugenio R. Balari
  • Avatar de Eugenio R. Balari Autor del tema
  • Fuera de línea
  • Mensajes: 173
  • Gracias recibidas: 0
Coronavirus: prioridad o sub estimación. Importancia del sentido común y responsabilidad en la gobernanza.

-Desde la aparición del novedoso y letal virus en China, de inmediato se conoció en Cuba lo que sucedía, al igual que en el resto del mundo; sin embargo, la enfermedad no se subestimó y desde aquel momento autoridades sanitarias y propio gobierno, se colocaron en posición de alerta y disposición a enfrentarlo. Para decir verdad, algo siempre se ha hecho ante otras epidemias y pandemias han llegado al país.

-Sobre lo que sucedía con el virus en China, llegaban a diario informaciones, por supuesto, inquietaban o alarmaban a todos; por lo que, al más elemental o sencillo ciudadano se le hizo comprensible, nos encontrábamos ante un nuevo y agresivo virus, sobre el que no existían antecedentes, vacunas u otros medicamentos fueran favorables para enfrentarlo con éxito.

-Se conocían las dinámicas cifras de infestados o fallecidos ocurrían en China, donde la Organización Mundial de la Salud no estuvo ajena a dichas informaciones, ni dejó de alertar respecto a ello; tratando de impedir posibles sub estimaciones sobre el novedoso virus. Cuando se expandió a otros países, la OMS lo declaró pandemia.

-No parece razonable, exigir a la Organización Mundial de la Salud mayores conocimientos sobre un nuevo y desconocido virus, más cuando desde China, fueron cuantiosas las informaciones ofrecidas; por lo que desde mi percepción, la organización procedió como podía y debía hacerlo; informando y alertando a todos, hasta donde tenía conocimientos e impedir se sub estimara la enfermedad por los gobiernos.

-Lo que seguía, por elemental sentido común y responsabilidad de gobernanza, era lo que a cada gobierno correspondía hacer; o sea, poner en ejecución de manera efectiva, un conjunto de medidas de detección, previsión, control y asistencia a la enfermedad.

-Se comprende que sin existir vacuna o medicamento capaz de favorecer a los enfermos infestados por la Covid 19, las autoridades de los países debían implementar procedimientos, impidieran su pertinaz expansión. Dado de no hacerlo, sin duda adquirían una gran responsabilidad ante la protección ciudadana y (por cualquier razón fuera) no debían subestimarla; más cuando con gran amplitud se conocían, los severos impactos se producían en China y luego en otros países de Europa.


-Lo que quedó claro ante la opinión pública mundial, fue la sub estimación asumida por las autoridades de algunos países, dada su indisposición a enfrentar la situación debidamente; orientándose ante esta, de manera débil, incoherente o descoordinada, ocasionando se expandiera y el virus produjera decenas de miles de muertos.

-Si desde el surgimiento la enfermedad, se hubiera atendido y enfrentado como requería, sin priorizar otras razones (económicas, políticas o electorales), y adoptado, de manera gradual pero sistemática, aumento de medidas de detección, prevención o atención sanitaria; con seguridad no hubieran llegado a la crítica situación en que ahora se encuentran.

-Pongamos la experiencia de Cuba, donde con escasos recursos financieros y otras limitaciones, embargada y bloqueada económica, comercial y financieramente; las autoridades del país y su sistema de salud, prácticamente desde el comienzo del virus, comenzaron a alertar a la población y a concebir un amplio y coherente programa de prevención y atención a la pandemia; por supuesto, no existió momento de indiferencia sobre lo que ocurría en el gigante asiático.

-Desde la detección del primer caso aparecido en Cuba, las autoridades e instituciones de la salud, se dispusieron y organizaron su enfrentamiento, pues conocían los impactos en China y contaban con las informaciones ofrecía la OMS. La enfermedad llegada a Cuba desde el exterior, hizo tomar medidas de detección, control y restrictivas, con viajeros llegaban al país (fueran extranjero o cubanos) y luego entre la población.

-De inmediato se inició una amplia y permanente labor de orientación ciudadana, para que responsablemente se protegiera (nasa/buco, lavarse las manos, medidas de higiene, distanciamiento entre personas, evitar aglomeraciones, desinfecciones en hogares, transportes y lugares públicos y luego orientaron quedarse en casa …), decidiendo cerrar centros laborales no imprescindibles y todos los estudiantiles, también limitaron los transportes públicos. Llegando a mostrarse un nuevo rostro en ciudades y pueblos, viéndose con escasos movimientos peatonales o transportes.

-El conjunto de acciones coherentes y orientaciones impartidas a la población, han permitido alcanzar una tendencia favorable en el control del virus, tanto en contagiados como en fallecidos. Por lo que se valora comenzar, cuidadosamente, a reactivar la economía, aunque manteniendo situaciones de aislamientos donde sean necesarias. Por lo que se está atento al momento, en que puedan abrir las actividades o sectores económicos, interrumpieran sus actividades para evitar nuevas cadenas de contagios.

-La OMS y diversos especialistas están considerando al coronavirus, pueda convertirse, como otras existen en endémicas; solo que esta es más letal a las anteriores; pero de ser así, tendremos que crear condiciones de coexistencia y acostumbrarnos a vivir con ella; lo que implicaría probablemente de ahora en adelante, se modifiquen procedimientos económicos, así como hábitos, costumbres y estilos de vida ciudadanos.

-La triste experiencia del coronavirus, aún no concluida, no puede dejarse de evaluar a la luz de sus desafortunados y fuertes impactos, debiendo sacarse de esta positivas conclusiones; pero para ello será imprescindible, realizar rigurosos análisis críticos sobre lo ocurrido; pues entre otras cosas puso de manifiesto, lo vulnerable continuamos siendo los humanos, cuando descuidamos y atentamos contra nosotros mismos, o dañamos la casa de todos. Paradójica y pretensiosamente, pretendemos conquistar otros planetas y llegamos a creernos poseíamos pleno conocimiento y dominio del que habitamos.

-Analizar las decisiones los diferentes gobiernos tomaron, cuando, su alcance y sistemas de salud y si estos son accesibles, universalmente a la población, parece ser una cuestión conveniente. Las dolorosas consecuencias del coronavirus, se miden también, por las decisiones y medidas toman los gobiernos; dada esas responsabilidades, son única y exclusivamente facultades de estos y, además, la gente lo sabe.

-En situación tan sensible y delicada como la que estamos viviendo, no son admisible manipulaciones, desvíos de responsabilidades o culpar a otros, menos promover engaños ciudadanos; porque se está en el necesario momento de conocer causas y razones, han producido tanto dolor y muertes; cuando se sabe que desde el poder, con oportunas y eficaces decisiones, se hubieran salvado miles de vidas humanas.

Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.

  • Página:
  • 1
Moderadores: Miguel SaludesAbelardo Pérez GarcíaOílda del CastilloRicardo PuertaHelio J. GonzálezMarta MenorHéctor Caraballo
Tiempo de carga de la página: 0.188 segundos
Gracias a Foro Kunena