Menu
09/08/2020
A+ A A-

EVANGELIO DE LA CREACION – Encíclica Laudato Si (una ojeada al Capítulo Segundo)

[ Vea el texto completo de este Capítulo y el resto de la EncíclicaAQUÍ

A continuación ofrecemos al lector interesado en esta notable Encíclica los puntos más sobresalientes de su mensaje sobre la Creación y nuestra responsabilidad de respetarla y amarla como un regalo de Dios que estamos obligados a defender y conservar. Estos puntos fueron elaborados in extenso en la charla del Jueves 5 de febrero de 2020 durante la VI Semana Social Católica."

62 - La ciencia y la religión, que aportan diferentes aproximaciones a la realidad, pueden entrar en un diálogo intenso y productivo para ambas.

I. La Luz que ofrece la Fe. 

63 - La Iglesia Católica está abierta al diálogo con el pensamiento filosófico, y las cuestiones sociales, esto se puede constatar en el desarrollo de la doctrina social de la Iglesia.

64 - “Los cristianos, en particular, descubren que su cometido dentro de la creación, así como sus deberes con la naturaleza y el Creador, forman parte de su Fe”. (Juan Pablo)

II. La sabiduría de los relatos bíblicos.

65 - La Biblia. El plan de Dios incluye la creación de la humanidad. “Dios vio todo lo que hecho y era muy bueno” Génesis 1,31. “Cada ser humano es creado por amor, hecho a imagen y semejanza de Dios” GN, 26. “El amor especialísimo que el Creador tiene por cada ser humano le confiere una dignidad infinita” Juan Pablo II “Cada uno de nosotros es el fruto de un pensamiento de Dios. Cada uno de nosotros es querido, cada uno es amado, cada uno es necesario” Benedicto XVI.

66 - Tres estrechas relaciones fundamentales conectadas: la relación con Dios, con el prójimo y con la tierra.

III. El misterio del universo.

76 - Para la tradición Judía-Cristiana, creación: es más que decir naturaleza, porque tiene que ver con un proyecto del amor de Dios donde cada criatura tiene un valor y un significado. La creación es del orden del amor.

77 - El amor de Dios es el móvil fundamental de todo lo creado: “Amas a todos los seres y no aborreces nada de lo que hiciste, porque, si algo odiaras, no lo habrías creado” SB 11, 24 Deberíamos orientar, cultivar y limitar nuestro poder.

79 - La acción de la Iglesia “debe proteger al hombre contra la destrucción de sí mismo” A partir de los relatos bíblicos, consideramos al ser humano como sujeto, que nunca puede ser reducido a la categoría de objeto.

82 - La visión que consolida la arbitrariedad del más fuerte ha propiciado inmensas desigualdades, injusticias y violencia para la mayoría de la humanidad

IV. El mensaje de cada criatura en la armonía de todo lo creado.

84 - Cuando el ser humano es imagen de Dios, eso no debería llevarnos a olvidar que cada criatura tiene una función y ninguna es superflua. El suelo, el agua, las montañas, todo es caricia de Dios.

86 - El Catecismo 340 nos dice: “La interdependencia de las criaturas es querida por Dios

87 - El precioso himno de San Francisco de Asís.

Cantico a las criaturas

“Alabado seas, mi Señor, con todas tus criaturas, especialmente el hermano Sol, por quien nos das el día y nos iluminas. Y es bello y radiante con gran esplendor, de ti, Altísimo, lleva significación.

Alabado seas, mi Señor, por la hermana luna y las estrellas, en el cielo las formaste clara y preciosas, y bellas. Alabado seas, mi Señor, por el hermano viento y por el aire, y la nube y el cielo sereno, y todo tiempo, por todos ellos a tus criaturas das sustento.

Alabado seas, mi Señor, por la hermana agua, la cual es muy humilde, y preciosa y casta.

Alabado seas, mi señor, por el hermano fuego, por el cual iluminas la noche, y es bello, y alegre y vigoroso, y fuerte.

Los obispos del Brasil: Han remarcado que toda la naturaleza, además de manifestar a Dios, es lugar de su presencia. En cada criatura habita su Espíritu vivificante que nos llama a una relación con él. El descubrimiento de esta presencia estimula en nosotros el desarrollo de las “virtudes ecológicas”

V. Una comunión universal.

89 - Las criaturas de este mundo “Son tuyas, Señor, que amas la vida” SB 11, 26.

92 - Todo ensañamiento con cualquier criatura “es contrario a la dignidad humana” Catecismo 2418.

VI. Destino Común de los bienes.

93 - Hoy creyentes y no creyentes estamos de acuerdo en que tierra es esencialmente una herencia común, cuyos frutos deben beneficiar a todos. “Para los creyentes, esto se convierte en una cuestión de Fidelidad al Creador, porque Dios creó el mundo para todos.

94 - El rico y el pobre tienen igual dignidad, porque “a los dos los hizo el Señor” PR 22,2. “El mismo hizo a pequeños y grandes” SB, 6. “hace salir su sol sobre malos y buenos” MT 5, 45. “Todo campesino tiene derecho natural a poseer un lote racional de tierra donde pueda establecer su hogar, trabajar para la subsistencia de su familia y tener seguridad existencial. La mirada de Jesús.

VII. La Mirada de Jesús.

96 - Dios es Padre MT 11, 25. “Miren las aves del cielo, que no siembran ni cosecha, y no tienen graneros. El Padre celestial las alimenta” MT 6,26.

97 - El Reino de los cielos es como una semilla de mostaza: …más pequeña que cualquier semilla, cuando crece es mayor que las hortalizas y se hace un árbol” MT 13, 31 – 32.

98 - MT 11,19. “No es éste el carpintero, el hijo de María”

99 - “Todo fue creado por él y para él” COL 1,16. Cuando el Hijo entregue al Padre todas las cosas: “Dios sea todo en todos” 1 COL 15,28